Catherine y Louis emprendieron la reforma de su primer hogar juntos en Londres y este es el resultado. Se trata de Wilton way, un loft lleno de secretos de almacenaje y buenas ideas con todo lo que nos gusta: buena luz, carpinterías hechas a medida, plantas y libros.

Ella, arquitecta. Él, estilista. Y la combinación, inmejorable. Con su marca Bentley Hagen Hall se embarcaron juntos en este y muchos más proyectos, en su web podrás visitarlos con más detalle. 

El espacio del salón se separa del estudio por una cortina blanca y una ligera diferencia de altura a través de una plataforma, que además, guarda un colchón para que duerman los invitados.

La cocina está customizada por ellos, ocultando en el armario blanco del fondo los electrdomésticos. El acabado del yeso en la cocina tiene un tinte rosado muy original que combina a la perfección con el mobiliario de madera.

El cuarto de baño es una estancia totalmente diferente en cuanto a tonalidades, se combinan los toques dorados de la grifería con el tadelakt, un yeso marroquí resistente al agua que funciona muy bien en las zonas húmedas.

Fotografías de India Hobson