El último post del mes quería que fuese a modo de “resumen” por decirlo de alguna manera, porque a veces es bueno echar la vista atrás y recopilar aquello que nos ha gustado o hemos descubierto. No se me ocurría mejor forma para hacerlo que creando un MOODBOARD. ¿Sabéis qué es?

Los Moodboard son tablones de ideas, nos sirven para inspirarnos o para recopilar aquello que nos gusta. Se añaden imágenes u objetos relevantes y se colocan creando una composición equilibrada y atractiva.

Pueden ser digitales o analógicos. Yo empecé el mio de forma digital pero enseguida me di cuenta de que prefería poder ver todo lo que me ha enamorado el mes de febrero colocado junto, como veis en las imágenes.

Os recomiendo muchísimo hacerlo, sino cada mes que sea de vez en cuando, para desarrollar nuestra parte más creativa montando una pequeña composición de productos.

Aunque parezca que hay muchas cosas lo cierto es que he quitado muchísimas, como en toda composición hay que elegir los mejores elementos y no abusar 🙂

¿Os gusta la idea?

Para inspiraros con másMoodboards (digitales) visitad la web de Alicia Carvalho ¡es genial!

Este mes no solo he pintado con acuarelas sino que ¡las he estrenado por fin!

El primer DIY del blog no se podía quedar fuera del MOODBOARD (:

Mis fotos favoritas de instagram

Esta libreta la he “rescatado” este mes. Es de un curso de InDesign

Mi taza ha pasado a mejor vida y ahora solo la utilizo para los pinceles

Sin duda febrero ha sido el mes de llevar gafas, estoy contentísima con estas nuevas de Rayban porque he conseguido pasar de las lentillas durante días seguidos

Si tengo que elegir a un cactus, me quedo con este (:

Nos vemos en marzo (: